Kenaf, la planta multiusos.


El kenaf es una planta tropical que tiene una apariencia similar al bambú y está emparentada con el algodón. Además de proporcionar alimento y refugio, es muy activa en el proceso de captura de CO2. Esta planta podría ayudar con los problemas relacionados con la falta de alimentos, ya que sus hojas son ricas en proteínas. También puede proporcionar materiales de calidad para  la construcción y, por si esto no fuera poco, ayudar al medio ambiente a través de la reducción de las emisiones de CO2. Además, el kenaf también proporciona de seis a diez toneladas de fibra por hectárea, una gran fuente de pulpa para la producción de papel.
Es una planta anual o bianual de hasta 3’5 metros de alto, herbácea con una base leñosa, hojas polimorfas de 10 a 15 cm de longitud. Las flores alcanzan de 8 a 15 cm de diámetro y son blancas amarillas o púrpuras. El fruto es una cápsula de 2 cm de diámetro con varias semillas . Su ciclo de aprovechamiento es de unos 100 a 125 días se cultiva sobre todo en Bangladesh.
Las especies de origen africano de la familia del hibisco, pueden crecer hasta 14 metros de altura y todavía toma de tres a ocho veces más CO2 que un árbol normal.
Bill Loftus, un contratista retirado, afirma que la fibra de la planta podría producir bloques de hormigón más ligeros, aislamiento y protección contra el fuego. Después de patentar el material, comenzó a utilizarlo en dos proyectos en Haití y en Sudáfrica, la construcción de nuevas viviendas para personas sin hogar en las zonas afectadas por desastres naturales. Sin embargo son zonas que sufren de escasez de recursos alimenticios, así que las proteínas de esta planta, está calmando el hambre de la población.
Ford ya está fabricando parte del material del interior de las puertas con kenaf, lo reduce el peso del relleno de las puertas en un 25%. Esto se traduce en ahorro de combustible para los conductores.