Cómo hacer pintura de leche

La pintura de leche, aunque entre nosotros no es muy conocida, ha sido usada tradicionalmente en Estados Unidos donde seguramente llegaría de la mano de los emigrantes originarios de los países nórdicos. La pintura de leche confiere un aspecto particular a los objetos, sobre todo a la madera. Es además una pintura ecológica y no tóxica, libre de disolventes y demás productos nocivos y fácil de hacer en casa, los ingredientes son simples y su elaboración es realmente sencilla.



Necesitamos:
  • 1 litro de leche desnatada.
  • 118 c.c. de vinagre blanco.
  • 28 gramos de cal apagada.
  • 50 gramos de pigmento.

Con estos ingredientes nos resultarán entorno a 438 c.c. de pintura, si vamos a necesitar más sólo hemos de multiplicar las cantidades dadas por dos o tres según nuestras necesidades.
El proceso de elaboración consiste en juntar la leche con el vinagre y dejar reposar una noche por lo menos, se cuajará la leche separándose el suero. Recogemos el cuajo y lavamos bien, filtrando con una tela de gasa para recoger todo el cuajo y al mismo tiempo eliminar todo el suero.


A parte preparamos la disolución de cal y agua en un recipiente de cristal y en otro preparamos la disolución del pigmento que vayamos a utilizar. Sólo quedará unir estas disoluciones al cuajo de la leche bien escurrido y corregir la consistencia, la pintura debe quedar más bien espesa que ligera. Si queda muy espesa se puede aclarar con un poco de leche o agua, si queda demasiado ligera podemos espesarla con un poco de cal o yeso.
Hay muchísimas recetas de pintura de leche, desde la “original” que sólo lleva leche fresca sin cuajar y cal apagada hasta las que llevan múltiples aditivos para mejorar su conservación, agarre…


En la imagen de arriba se puede apreciar la consistencia que ha de tener esta pintura, con ella se pueden realizar muchísimos trabajos. Para renovar muebles, el efecto vintage que se consigue con ella es insuperable.


Tras su aplicación requiere siempre que se le aplique algún material para protejerla, tradicionalmente se usaba cera de abejas o aceite cuando se pintaban muebles con ella, hoy día podemos aplicar eso mismo o cualquier sellador o barniz protector de los que hay en el mercado.
loading...


Dale me gusta a nuestra página