¿Qué es la hidroponia?

Hidroponía es una palabra derivada de dos palabras griegas: hydro (agua) y ponos (trabajo), por lo que etimológicamente significa “trabajo en agua”. Sin embargo, actualmente se define como la técnica del cultivo sin suelo, donde las plantas se riegan con una mezcla de elementos nutritivos disueltos en agua (solución nutritiva) y en la cual el suelo como medio de cultivo se sustituye por ciertos sustratos inertes y estériles, o en algunos casos por la misma solución nutritiva.


La hidroponía no es una técnica novedosa, pues sus antecedentes más antiguos se remontan a hace 5000 a 7000 años en lo que fueron los jardínes flotantes de China, descritos por el explorador Marco Polo. De manera tal que hablar de tanta historia comprendida desde ese periodo hasta la actualidad nos ocupará algunas entradas más adelante.

La hidroponía implica el uso de sustratos inertes, como el tezontle.

La adecuada implementación de esta técnica puede implicar ventajas muy importantes para los productores, ya que es posible obtener una mejor producción respecto a cultivar en suelo; sin embargo, como todo también tiene sus inconvenientes y es que por si sola no asegura obtener mejores resultados, por lo que se requiere prestar mucha atención y cuidados al cultivo. Al final son horas de trabajo invertidas que al momento de la cosecha se verán reflejadas en mayores ganancias económicas.

El uso intensivo de la hidroponía comenzó en los países donde las condiciones medioambientales son adversas para la agricultura. Mencionaré Holanda como el ejemplo adecuado, donde debido a su ubicación muy al norte del ecuador la horas luz que reciben al día son mucho menos en comparación con los países más cercanos al ecuador terrestre, lo que repercute negativamente en el desarrollo de las plantas cultivadas.

Lo anterior también ha propiciado el desarrollo de los invernaderos, estructuras destinadas a la protección de los cultivos de las condiciones medioambientales adversas para el crecimiento de las plantas, por lo que la combinación de ambos, invernaderos e hidroponía, es algo bastante común y su adecuado manejo e integración permiten la obtención de rendimientos bastante superiores que en campo abierto.